Grupo Operativo ECOTOPOS: autentificación de productos ecológicos PDF Imprimir E-mail

La agricultura ecológica prohíbe el uso de productos químicos de síntesis para el control de plagas y para la fertilización del cultivo, debiéndose utilizar productos de origen natural. La aportación de fertilizantes de síntesis puede aumentar la producción del cultivo lo que hace al sistema vulnerable al fraude.

Mientras que la detección de plaguicidas no autorizados se realiza de forma relativamente eficiente a través de los análisis de residuos en el cultivo, actualmente, no existen herramientas consensuadas para controlar y detectar el uso de los fertilizantes no autorizados. Debido al aumento del volumen de productos ecológicos comercializados desde Almería, es importante que, desde el propio sector, se pueda garantizar que se cumplan los requisitos básicos con el objetivo de evitar prácticas fraudulentas, como la aplicación de fertilizantes de síntesis en producción ecológica.

En este contexto nace el Grupo Operativo ECOTOPOS, cuyo objetivo es proponer una norma acerca de la relación entre los isótopos de nitrógeno en la cosecha para garantizar el correcto cumplimiento de la normativa de producción ecológica en fertilización.

Para evaluar diferentes métodos de autentificación de los productos ecológicos, el Grupo Operativo ha sometido cosechas de diferentes procedencias a dos tipos de análisis: i) el análisis de la relación entre los diferentes isótopos de nitrógeno (N) y; ii) un análisis de compuestos nutricionales.

Análisis de isótopos de nitrógeno

En la naturaleza, el nitrógeno cuenta con dos isotopos. Es decir, diferentes variantes con masas atómicas estables: 14N y, en mucho menor cantidad, 15N. Los fertilizantes orgánicos presentan notablemente más 15N que los fertilizantes de síntesis. Por ello, la relación de estos isótopos ofrece una potencial herramienta para indicar el origen, ecológico o convencional, de los productos comercializados. El proyecto ECOTOPOS confirma que existen diferencias grandes entre productos ecológicos y convencionales, aunque los valores detectados en los últimos son muy variables, dependiendo del manejo convencional exacto. Algunos productos convencionales presentan valores de la relación isotópico parecidos a los productos ecológicos, por su producción en suelos ricos en materia orgánica, parecidos a los suelos ecológicos. Por ello, el análisis no es del todo concluyente.

Este Grupo Operativo propone establecer un umbral de la presencia de 15N relativamente alto, para ofrecer una mejor garantía a los clientes. Puesto que la huella isotópica de los productos finales depende de los fertilizantes utilizados, sería recomendable que se indicara las características isotópicas de todos los insumos.

Análisis de compuestos nutricionales del tomate

Por primera vez, el trabajo de la Universidad de Almería ha mostrado diferencias en cuanto a una serie de compuestos nutricionales del tomate en función del manejo de las plantas, marcando una posible plusvalía de los productos ecológicos. Los análisis fueron realizados mediante espectrometría de masas de alta resolución (HRMS). De momento, estas diferencias han sido demostradas en 4 variedades de tomate. Las diferencias detectadas pueden tener su origen en todos los factores que interfieren en la fisiología de las plantas. Por ejemplo, en la activación de ciertos mecanismos de defensa bajo las condiciones típicas del manejo ecológico. No obstante, falta más investigación para poder generalizar entre todas las variedades de tomate y para autentificar los productos ecológicos en base a estos análisis.

Integrantes del Grupo Operativo 'ECOTOPOS'

En el proyecto han colaborado diferentes entidades. S.A.T. BIOSABOR ha representado el sector productor. En la Estación Experimental de CAJAMAR ("Las Palmerillas") se han preparado suelos de diferentes maneras, tanto con manejo ecológico como convencional, para el análisis de una gran cantidad de muestras. Los análisis de la relación isotópica de N han corrido a cargo del Centro IFAPA Alameda del Obispo (Córdoba), especializado en esta materia. La Universidad de Almería ha estudiado las posibles diferencias en contenido de compuestos nutricionales, mediante espectrometría de masas de alta resolución (HRMS). Como entidad certificadora, AGROCOLOR S.L. ha participado en la orientación y discusión de posibles nuevas propuestas para los protocolos de inspección y certificación. COEXPHAL ha coordinado el proyecto y, junto a CAJAMAR, está a cargo de la difusión de los resultados.

El Grupo Operativo tiene previsto continuar sus actividades en nuevos proyectos.

Fuente: IFAPA
 
 
IFAPA crea nuevos métodos de control de humedad e impurezas del aceite de oliva y del contenido graso de aceituna PDF Imprimir E-mail
La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), han concluido con éxito sendas investigaciones que avanzan en la mejora de la calidad de la aceituna y del aceite de oliva, Se trata, por un lado, del diseño de un método rápido para determinar el contenido de humedad e impurezas en los aceites de oliva vírgenes mediante visión artificial y, por otro, de un método que permite realizar un análisis del contenido graso de la aceituna mediante el teléfono móvil.

En ambos casos, se trata de investigadores del Centro Ifapa "Venta del Llano" de Mengíbar, en Jaén, que ha venido trabajando en el desarrollo de una metodología rápida y ‘low cost’ para la determinación del primero de los trabajos y que han centrado sus estudios en la utilización de la fotografía de aceituna molida para la determinación de la materia grasa y la humedad de este fruto.

Nueva metodología para la humedad e impurezas del aceite de oliva

La nueva metodología propuesta por Ifapa permite que, en pocos minutos y con un equipamiento del que normalmente ya disponen los laboratorios de aceites, como es una balanza y una centrífuga de laboratorio y la ayuda de una cámara de vídeo, se pueda conocer el contenido del conjunto de humedad e impurezas de una manera eficaz. Esto es posible gracias al uso de una aplicación de visión artificial (Roborealm) que, tras pesar y centrifugar la muestra de aceite a analizar y a través de una imagen, consigue captar el área en píxeles correspondiente al depósito de humedad e impurezas en el fondo del tubo de centrífuga. Aprovechando ésta tecnología, se han analizado imágenes de muestras de aceites de oliva vírgenes en un amplio rango de valores de contenido en humedad e impurezas.

Según los investigadores, se trata de una metodología ‘low cost’, no destructiva y amigable con el medio ambiente que permite obtener el porcentaje de humedad e impurezas totales en pocos minutos de manera sencilla. Este método puede convertirse en una herramienta útil para el operador de fábrica a la hora de tomar decisiones en la regulación y optimizar el proceso de extracción de los aceites de oliva vírgenes. 

Los métodos oficiales actuales para determinar tanto la humedad (método de estufa, ISO 662) como las impurezas solubles (extracción con disolventes por Shoxlet, ISO 663), se caracterizan por ser una metodología lenta (hasta más de 24 horas en algunas muestras), que además tiene un gasto considerable tanto en disolventes orgánicos como de energía. 

La determinación del contenido en humedad es un análisis muy común que se realiza en los aceites de oliva y que generalmente se exige conjuntamente con la determinación de impurezas insolubles, que suelen ser restos de sólidos orgánicos de la propia aceituna. Estas determinaciones se tienen en cuenta principalmente en el comercio de los aceites de oliva, incluidas las transacciones a granel. El contenido máximo en las diferentes categorías de los aceites de oliva está fijado por las normas comerciales vigentes.

Además, conocer de una manera rápida y eficaz el contenido de estos dos parámetros durante el proceso de elaboración permite verificar el contenido de estos restos en los aceites recién extraídos en diferentes puntos del proceso, con el fin de poder regularlo. De esta forma, se puede conocer su contenido en los mostos oleosos a la salida del decantador horizontal, controlar el rendimiento de eliminación de los sistemas de clarificación, ya sean centrifugas verticales o depósitos de clarificación, o incluso conocer la cantidad de aceite perdido durante las purgas realizadas en los depósitos aclaradores o de almacenamiento.

Determinación del contenido graso de la aceituna

La segunda de las metodologías se refiere a la determinación y control del contenido graso de la aceituna. Para ello, se han desarrollado unos modelos basados en el análisis GLCM (Matriz de Co-ocurrencia de niveles de gris) de la textura de una imagen digital de aceituna molida, tomada mediante un ‘smartphone’, que permiten predecir el contenido graso y la humedad de la misma. Cuando la aceituna se tritura para extraer el aceite, la masa que origina presenta una textura mecánica característica y diferenciable visualmente, estando muy influenciada por los contenidos en agua y aceite. El análisis GLCM de las imágenes digitales de dicha masa molida puede dar información sobre las características de ésta.

Los actuales teléfonos móviles combinan la capacidad fotográfica con la de procesamiento para constituir un equipo de visión artificial fácilmente asequible y portátil, con lo que se puede convertir en una interesante herramienta de ayuda para el técnico de almazara a la hora de tomar decisiones rápidas, a pie de fábrica, sobre la regulación y optimización del proceso en base a las características del fruto a procesar.

Aprovechando esta tecnología, se han analizado imágenes de masa de aceituna en un amplio rango de valores de contenido graso y humedad, tomadas con un teléfono móvil en unas condiciones determinadas y fijas. Se trata de un estudio pionero, ya que mediante el análisis de las imágenes adquiridas con un teléfono móvil se podrá extraer información de interés de la masa de aceituna, de forma rápida y no destructiva, como ayuda en la toma de decisiones de optimización del proceso de elaboración del aceite de oliva virgen.

El contenido en aceite y agua en la aceituna son parámetros fundamentales, tanto para el olivarero como para la almazara, ya que determinan, no solo el rendimiento de las partidas como base para establecer el precio de la cosecha, sino también la eficacia en la extracción del aceite en la almazara; es decir, el rendimiento industrial del proceso. Estos parámetros requieren de un equipamiento de elevado coste y manejo por personal cualificado o de tiempo cuando se emplean métodos más tradicionales con los que los laboratorios necesitan, al menos, 24 horas para llevar a cabo las determinaciones, con gastos importantes de disolventes y energía. 

Fuente: IFAPA
 
 
Un estudio revela como procesan las plantas la información para sobrevivir PDF Imprimir E-mail

Investigadores del Helmholtz Zentrum München y la Universidad Ludwig-Maximilians (LMU), en Alemania, han descubierto nuevos datos sobre cómo las plantas procesan la información sobre su entorno. Esto brinda un nuevo potencial a las estrategias para proteger los cultivos y aydarlos a prosperar en tiempos de sequías crecientes.

Las plantas deben integrar constantemente información sobre la disponibilidad de agua y nutrientes o sobre la presencia de patógeneos para producir frutas y semillas para la reproducción, muy utilizadas para el consumo humano. Dada la creciente amenaza de sequías y los requisitos de protección sostenible de las plantas, es importante comprender mejor los mecanismos moleculares detrás del procesamiento de la información de las plantas.

Hasta ahora se sabía que diferentes hormonas vegetales desencadenan vías de señalización melecular que dan como resultado trasiciones en el desarrollo, como la maduración de la fruta o la respuesta a la sequía. Si bien las vias de señalización están bien estudiadas, sigue siendo un enigma cómo funciona exactamente el intercambio de información entre ellas.

Ahora, el grupo de investigación ha trazado la red de proteínas meleculares de las plantas probando experimentalmente más de 17 millones de pares de proteínas para detectar interacciones físicas utilizando una tubería robótica de última generación combinada con los útlimos métodos bioinformáticos.

La red de más de 2.000 interacciones proteicas observadas se analizó utilizando enfoques matemáticos bioinformáticos a partir de estadísticas y teoría de gráficos para encontrar las vías de señalización y los posibles puntos de intercambio de información. De esta manera, los investigadores identificaron cientos de estos puntos que no se conocían antes.

Luego, mediante el uso de pruebas genéticas, podrían demostrar que todos los puntos de intercambio de información probados entre proteínas que se creía que funcionaban en rutas de señalización únicas, de hecho, organizan la coumicación entre diferentes rutas.

"Esta fue una de las nuevas ideas más sorprendentes de este estudio: la mayoría de las proteínas funcionan en múltiples vías de señalización. Además, en contraste con los análisis de un solo gen, nuestros resultados revelaron el alto grado en que diferentes vías están entrelazadas física y funcionalmente. Creemos que este es un principio fundamental y debemos prestarle más atención ", destaca la doctora Melina Altmann, primera autora del estudio.

Por su parte, el profesor Pascal Falter-Braun, director del Instituto de Biología de Red y profesor de LMU agrega que "esta idea podría abrir nuevas estrategias para el desarrollo biotecnológico o el mejoramiento de plantas para abordar los desafíos del cambio climático en la agricultura. Podríamos ser capaces de redirigir la información en cultivos de tal manera que las plantas requieren menos fertilizantes o pesticidas o puedan llegar a ser más resistentes contra las sequías", aventura.

Fuente: EuropaPress
 
 
Proponen un método para evaluar el impacto ambiental del riego en la agricultura PDF Imprimir E-mail
Un equipo del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS), dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha propuesto un nuevo método para evaluar con precisión el impacto ambiental y la rentabiliad económica del riego en la agricultura.

El método consiste en la definición de indicadores que pueden servir como referencia para las mediciones, creados a partir de conceptos ya conocidos y fundamentales en la gestión del agua.

Esta investigación ha aparecido recientemente en Agricultural Water Management, según un comunicado difundido este martes por el CSIC.

El autor principal del estudio, José Enrique Fernández, investigador del IRNAS, ha explicado que la iniciativa surgió por la observación de una falta de consenso respecto a la definición y uso de conceptos fundamentales sobre la gestión del agua para uso agrícola, como la eficiencia de uso del agua, la productividad del agua consumida por el cultivo y la huella hídrica, lo que "da lugar a resultados dificilmente comparables, cuando no erróneos".

En la investigación, en la que también ha participado la Universidad de Cartagena, los autores no sólo aclaran la definicón y uso correcto de esos conceptos, si no que a partir de ellos proponen indicadores para el análisis de la viabilidad económica de plantaciones frutales en regadío.

Con este estudio, que ha supuesto una amplia revisión bibliográfica, se "mejora el corpus teórico del uso del agua en la agricultura y se provee de una herramienta fiable para la cuantificación de la rentabilidad de plantaciones frutales ante posibles escenarios de falta de agua o de suelo, por lo que constituye una valiosa aportación para la toma de decisiones en la agricultura de regadío", ha asegurado Fernández.

Uno de los conceptos más controvertidos es el de huella hídrica y los términos de agua azul, verde y gris relacionados con ella.

En la investigación, el profesor Francisco Alcón, de la Universidad de Cartagena, propone un método para el análisis de la rentabilidad de la plantación, que incluye el análisis de escenarios previstos ante al cambio climático.

Lo que hace este estudio, según Fernández, es aclarar aspectos y controversias y definir indicadores correctos para la evaluación del impacto ambiental y económico del riego.


 
« InicioPrev12345678910PróximoFin »

Página 5 de 11




Aviso legal
Campus Universitario de Rabanales Edif. Celestino Mutis * Ctra. Madrid-Cádiz Km 396 * 14014 Córdoba * Tel / Fax 957 218 501