Proyecto H2Olivetree: como un residuo puede convertirse en recurso PDF Imprimir E-mail

El Grupo Operativo para la ejecución del proyecto piloto "Reutilización de aguas residuales del aderezo de aceituna de mesa para riego por goteo en olivar" lleva dos años trabajando en la reutilización de aguas salinas, procedentes de la industria del aderezo de aceituna de mesa,situadas en varios puntos de la Serranía Suroeste Sevillana. Su uso final sería el riego por goteo en olivares de la zona . De este modo, a grandes rasgos se eliminarían las bolsas de aguas salinas, que suponen un gran impacto mediambiental.


El objetivo de H2Olivetree ha puesto de manifiesto, a través de ensayos demostrativos, la idoneidad, sin riesgo para el suelo, las aguas superficiales y subterráneas y las plantas, de la aplicacion de estas aguas residuales temporalmente almacenadas en balsas mediante pequeñas dosis, con riego por goteo en olivares, actualmente en secano.

Desarrollo sostenible en el aderezo de aceituna

La provincia de Sevilla es el mayor productor mundial de aceituna de mesa y suponen para localidades de la Serranía Suroeste como Arahal, Morón, Puebla de Cazalla o Marchena, una de las principales actividades económicas y el sustento de miles de familias que dependen de su cultivo, recolección,procesado y comercialización.

El entamado es el primer nivel de la industria y su actividad es el cocido de las aceitunas, proceso para el que se necesitan grandes cantidades de agua que,junto a la sosa caústica y la salmuera, suponen en el final del proceso una importante generacíon de residuos.

Para el aderezo de un millón de kilos de aceituna son necesarios 1.950 metros cúbicos de agua, 6.600 kg de sosa caústica y sal en altas concentraciones, que una vez usados genera un vertido líquido que es almacenado en balsas de evaporación, incrementándose año a año su concentración salina. A pesar de poco sostenible, este método es el implantando en la actualidad para la eliminación y el almacenamiento de los residuos de este tipo de industrias.

El Grupo de Desarrolllo Rural Serranía Suroeste Sevillana, en colaboraciónd el Grupo AGR127 Hidrología e Hidráulica Agrícola de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes (ETSIAM) de la Unviersidad de Córdoba, han diseñado un proyecto experimental para la puesta en valor de las aguas residuales de las balsas. A este proyecto se han sumado la cooperativa agraria Nuestra Señora de Las Virtudes, la sociedad cooperativa agraria Labradores de la Campiña y el Ayuntamiento de Arahal y,está apoyado por AMPENA y Manzanilla Olive.

Es bienconocido desde la antigüedad, y avalado por la investigación científica moderna, que le uso de agua de calidad reducida en agricultura es viable siempre que se rieguen plantas tolerantes a la salididad, se maneje el riego de forma cuidada, y se procure un lixiviado del exceso de sales del suelo.

Los principales objetivos del proyecto son tres: la reducción de los volúmenes de aguas salinas almacenadas en las balsas, la reducción de la huella hídrica de la industria de aderezo de aceituna, y el aumento de la productividad de olivares de la zona.

Para ello, durante dos campañas, se están llevando a cabo un seguimiento en 8 fincas y se evalúa los resultados obtenidos, manteniendo un control exhaustivo en la evolución de las concentraciones salinas del suelo y la planta, y en muchos otros parámetros. Se están analizando los efectos del riego sobre el tamaño y la caldiad de las aceitunas.

Mediante esta iniciativa, podrían convertirse los actuales vertidos de aguas industriales en recuerdos, además de eliminar un residuo que presenta una continua amenaza mediambiental para toda la zona por la posible liberación al medio de grandes cantidades de aguas salinas almacenadas. O lo que es lo mismo, como un residuo puede ser reusado y reconvertido en recurso.

Los últimos resultados de éste grupo operativo se presentan en el siguiente video  www.youtube.com/



 
 
 
Sistemas agrario sostenibles: equilibrio entre emisiones y productividad. PDF Imprimir E-mail

Dos investigadores del CEIGRAM-UPM han publicado un trabajo en la revista Global Change Biology, en colaboración con la Comisión Europea, en base a un estudio en el que han analizado más de 8500 emplazamientos con situaciones agrícolas y climáticas diferenciadas en todo el continente. Mediante modelos de predicción han estimado las cosechas, las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes de diversos sistemas de cultivo europeos hast ael año 2100 bajo distintas condiciones de manejo. Los resultados obtenidos indican que no hay un solo escenario que brinde una solución óptima común para todas las regiones de la Unión Europea por lo que las estrategias regionales, basadas en la gestión integrada, deben desarrollarse a escala local.

Los cultivos cubierta (aquellos que cubren el suelo desnudo cuando no esta protegido por el cultivo principal) promueven la acumulación de carbono orgánico en el suelo, lo que proporciona mútliples beneficios a los agroecosistemas. Por ello, son considerados una importante medida agroambiental que se incluye en el Programa de Desarrollo Rural de varios países en la Unión Europea. Sin embargo, los cultivos cubierta también pueden ser una fuente adicional de nitrógeno para el suelo y favorecer la emisión de gases de efecto invernadero. Para paliar este posible problema se pueden utilizar enfoques de gestión integrada, que consisten en utilizar fertilizantes orgánicos y sintéticos para maximizar los rendimientos y minimizar los impactos mediante la secuencia de cultivos adaptados a las condiconles locales.

MIguel Quemada y Luis Lassaletta, dos investigadores del Centro de Etudios e Investigación para la Gestión de Riesgos Agrarios y Mediambientales (EIGRAM-UPM) han realizado un estudio para probar si la gestión integrada, centrada en la adopción de cultivos cubierta, tienen el potencial de maximizar las reservas de carbono orgánico del suelo y otros impactos agroambientales, sin aumentar el flujo neto de gases de efecto invernadero del suelo.

Una de las conclusiones a las que han llegado es que no nos podemos quedar solo en la medición de las emisiones en el propio cultivo, si no que las emisiones generadas fuera de la explotación (por ejemplo, en la producción de insumos agrarios), el secuestro de carbono, la contaminación de las aguas por compuestos como el nitrato , así como el rendimiento, es lo que nos dará una visión intergral de la sosteniblidad.

Otra conclusión fundamental, en base a los resultados obtenidos, señala que el uso de cultivos cubierta manejados de forma integrada puede proporcionar grandes beneficios agroambientales. Sin embargo, este manejo ha de ser adaptado a cada región y cultlivo. Solo la adopción del manejo integrado de cutlivos considerando las condiciones agroambientales específicas del sitio generará los beneficios ambientales esperados. Es decir, "las recetas generales no nos valen y es importante profundizar en el conocimiento específico de cada situación para diseñar la estrategia específica más adecuada" señalas los investigadores. Según Miguel Quemada y Luis Lassaletta, "el potencial de mejora es muy prometedor".
 
Fuente: UPM  https://www.upm.es/Investigacion  
 
 
Lanzan una aplicación móvil que permite controlar la cantidad óptima de fertilizantes y agua en el riego del olivar PDF Imprimir E-mail
El fertirriego permite aplicar de forma simultánea el agua y los fertilizantes necesarios a través de los propios sistemas de riego. Ofrece ventajas significativas con respecto a otros métodos tradicionales, pero su manejo requiere un cálculo preciso para que se realice de forma óptima y no se emplee más abono del que realmente necesita el cultivo.
El grupo de investigación de Hidraúlica y Riegos de la Universidad de Córdoba acaba de lanzar una aplicación móvil, Reutivar App, que permite controlar y cuantificar la cantidad óptima de agua y fertilizantes en este tipo de sistemas de riego. La finalidad de la herramienta es dotar de criterios científicos y objetivos el fertirriego, una práctica cada vez más común pero que a veces puede acabar en un uso excesivo de fertilizantes como el nitrógeno, que causan un impacto negativo en el medio ambiente.
El trabajo, desarrollado a partir de la tesis doctoral de la investigadora Carmen Alcaide y en la que también han participado los investigadores Rafael González, Irene Fernández, Emilio Camacho y Juan Antonio Rodríguez, se centra en el olivar, clave en la economía del sur de España y el cultivo que más superficie de riego tiene y en total el que más volumen de agua demanda en la cuenca del Guadalquivir. Además, la investigación se basa en el empleo de aguas residuales regeneradas para su uso en agricultura, aguas que ya incorporan cierto contenido de macronutrientes y cuya reutilización se ha convertido en una línea estratégica de la Unión Europea como es la bioeconomía, que permite, entre otros factores, hacer frente a la escasez hídrica.

La aplicación, que ha sido desarrollada con datos reales de calidad del agua de una planta piloto ubicada en Montilla (Córdoba), ofrece a las comunidades de regantes un calendario de riego y fertilización en tiempo real que incluye la cantidad óptima de abono recomendable. Para ello, realiza una serie de cálculos a partir de varios datos de partida como la evolución y estado nutricional del árbol, registros históricos e incluso pronósticos del tiempo.

La herramienta “permite reducir el empleo de fertilizantes, aplicar un riego controlado y una distribución adecuada a lo largo de la campaña”, subraya el profesor Juan Antonio Rodríguez, por lo que “no solo supondrá un beneficio medioambiental sino también económico para las comunidades de regantes”, concluye.

La aplicación móvil, que será presentada para sistemas operativos Android el próximo mes de julio, forma parte del proyecto REUTIVAR (www.reutivar.eu ), cofinanciado por la Junta de Andalucía y la Unión Europea y tiene como objetivo desarrollar un modelo de riego sostenible basado en aguas regeneradas para combatir el déficit hídrico que sufren las cuencas andaluzas. El Grupo Operativo está coordinado por FERAGUA (Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía) y cuenta como socios con la Fundación CENTA (Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua), la Universidad de Córdoba y la Comunidad de Regantes Tintín (Montilla).
Fuente: UCO
 
 
El uso de moléculas derivadas de la pared celular vegetal mejora la respuesta inmune de los cultivos PDF Imprimir E-mail
Las enfermedades de los cultivos vegetales pueden causar pérdidas de hasta el 30% en agricultura, sin embargo, las plantas han evolucionado para desarrollar sistemas inmunes que les permiten percibir los patógenos y defenderse.
En la actualidad, numerosos científicos trabajan en mejorar la resistencia a las enfermedades de los cultivos mediante el avance del conomicimeto del sistema inmune de las plantas. Ahora,un estudio en el que ha participado investigadores del Centro de Biotecnología y Genómica de plantas de la Universidad Politécnica de Madrid y el Isntituto Nacional de Tecnología Agraria de madrid (INIA) y de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas (ETSIAAB) de la UPM, ha descubierto que las empresas del sector agrario podrían usar extractos inmunoactivos obtenidos a partir de paredes celulares vegetales para desarrollar tratamientos qeu mejoren la proteccón e cultivos frete a patógenos y plagas de manera sostenible.
Antonio Molina y su grupo de investigación en el CBGP-UPM-INIA tienen como objetivo de su línea comprender el papel de la pared celular en la regulación de las respuestas de resistencia de las plantas a los patógenos.Para lograrlo, en primer lugar seleccionaron una colección de mutantes con alteraciones en la composición/estructura de sus paredes celulares y analizaron su resistencia a diferentes patógenos.
"Nuestros resultados respaldan el potencial uso de formulaciones basadas en moléculas derivadas de la pared celular qeu desencadenan respuestas inmunes" explicó Antonio Molina.
"El uso de tales formulaciones podría presentar un tratamiento simpleo, sostenible y efectivo para proteger los cultivos contra enfermedades causadas por microorganismos y otros estreses ambientales", ha apuntado Molina.
La investigación se centró en el gen "Arabidopsis Response Regulator 6" (ARR6), que está involucrado en las respuestas mediadas por las hormonas vegetales conocidad como citoquininas.
Los investigadores demostraron ue ARR6 es en realidad un regulador de la composición de la pared celular y de las respuestas de resistencia de la planta modelo Arabidopsis thaliana contra diferentes patógenos que causan enfermedades importantes en los cultivos. Este descubrimiento refuerza el papel de la pared celular de la planta en la modulación de respuestas inmunes específicas.
pressreleasearr6-en-720x320
"Hemos identificado fracciones de lapared celular del mutante arr6 enriquecidas en pectina que tienen una mayor actividad para descadenar respuetas de defensa en las plantas de Arabidopsis" dijo Molina.
"Este hallazgo indica qeu las paredes celulares del mutante arr6 tienen una composición diferencial que las de las plantas de tipo silvestre, y que podrán contener moléculas que contribuyen a la respuesta de resistencia diferencial a los hongos y bacterias observadas en estas plantas" apunta Molina.
Esto apunta a la existencia de numerosos nexos entre la composición de la pared, la señalización de inmunidad innata y la resistencia a las enfermedades.
El grupo de investigación de Antonio Molina se ha sorprendido al descubrir que las respuestas de resistencia diferencial activadas en plantas ARR6 no eran las respuestas "clásicas" de resistencia a enfermedades caracterizadas hasta ahora.
Esto indica que se descubrirán nuevos mecanismos defensivos asociados con la alteración de la composición de la pared celular, como las repuestas inmunes descritas en su artículo "Arabidopsis Response Regulator 6 (ARR6) Modulates Plant Cell-Wall Composition and Disease Resistance" publicado en "Molecular Plant-Microbe Interactions" (MPMI)
En el trabajo han participado también investigadores de la Universidad de Toulouse, la Laboratorio de Investigación de Ciencias Vegetales de la Universidad Paul Sabatier (ambas en Francia), del Real Instituto de Tecnología (KTH, Suecia) y de la Universidad de Adelaida (Australia)

Fuente: UPM
 
« InicioPrev12345678910PróximoFin »

Página 7 de 11




Aviso legal
Campus Universitario de Rabanales Edif. Celestino Mutis * Ctra. Madrid-Cádiz Km 396 * 14014 Córdoba * Tel / Fax 957 218 501