Sembrar avena entre los olivos aumenta la rentabilidad y disminuye la erosión PDF Imprimir E-mail
avena-agricultura-campo
Un equipo de la universidad de Córdoba trabaja en el proyecto europeo Diverfarming. Como explica la UCO este proyecto persigue desarrollar y probar modelos de agrosistemas que revelen como los cultivos diversificados influencian la productividad de la tierra.
Los investigadores Beatriz Lozano, Luis Parras y Manuel González gestional el caso de estudio 4 del proyecto: un olivar tradicional con problemas de erosión en Torredelcampo (Jaén). La siembra de avena en las calles del olivar disminuye la erosión y aumenta la rentabilidad ya que se obtienen 3.000 kilos de avena por hectárea cultivada de olivar.
El bajo precio del aceite de oliva en el mercado, sumado a los problemas mediambientales de erosión y pérdida de suelo que sufre el olivar andaluz abre las puertas a nuevas estrategias de manejo, como la diversificación de cultivos y las prácticas de bajos insumos que propone el proyecto europeo Diverfarming, financiado por la Comisión Europea a través del programa H2020, según ha informado la UCO.
Además del beneficio económico que implica una segunda cosecha, los beneficios medioambientales son también relevantes. La siembra de avena a modo de cubierta vegetal ha reducido la erosión en comparación con el monocultivo.La avena crea bastante cobertura del suelo y tienen un contenido alto en biomasa, lo que ha producido un mayor sucuestro de carbono, reduciendo así la emisión de carbono y consiguiendo suelos con más materia orgnánica y , por tanto, mayor fertilidad.
En este caso de estudio se ensaya también la diversificación con lavanda, que será cosechada en poco tiempo y para la cual también se prevé una buena cosecha.
En el proyecto, además de la Universidad de Córdoba,participa la Politécnica de Cartagena y otras de Italia, Reino Unido, Países Bajos, Alemania, Hungría y Suiza, centros de investgación de España, Italia y Finlandia, la organización agraria ASAJA y empresas españolas, italianas, holandesas, alemanas, húngaras y finlandesas.
Esta investigación está financiada por el Programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea.
 
 
La universidad de Córdoba estudia una tecnología que podría ahorrar un 12% de la energía en sistemas de riego a presión PDF Imprimir E-mail

La agricultura de regadío no solo exige una gran demanda de agua sino también un importante consumo energético que, además de afectar al medio ambiente, supone una importante carga económica para el sector agrícola. Según un estudio en el que parcipa el equipo de investigación de Hidráulica y Riegos de la Universidad de Córdoba y el Trinity College de Dublín, la recuperación de energía en las redes de distribución de agua de riego podría suponer un ahorro energético anual del 12,8%.


Según los datos obtenidos, el empleo de la energía recuperada durante la campaña de 2018 habría supuesto un ahorro en estas provincias de 21,05 GWh(gigavatio/hora), lo que equivale a un 12,8% de la enería consumida por estas instalaciones de riego en la campaña de estudio. Este tipo de tecnología, por lo tanto, podría suponer un alivio importante para los bolsillos de las comunidades de regantes ya que, según los datos que maneja el equipo de investigación, el coste energético supone por término medio el 40% del coste total del agua.


Campos de ensayo en Córdoba y Sevilla.


Los datos han sido obtenidos a partir de un modelo de predicción que ha analizado el potencial que podría tener en las provincias de Córdoba y Sevilla esta tecnologia incipiente, un sistema que obtiene energía gracias  a los excesos de presión en las redes de distribución de agua y que emplea bombas como turbinas para generar electricidad.


El equipo ha realizado 177 observaciones en 18 redes de riego y ha estudiado distintas variables como la configuración hidráulica del sistema de distribución, la superficie de tierra regada requerimientos de agua de los cultivos, la lluvia o la pendiente topográfica. A partir de ahí, y mediante técnicas de inteligencia artificial, el trabajo ha podido extrapolar los resultados a más de 164.000 hectáreas de superficie regada.
Estas actividades forman parte de los resultados de investigación de la tesis doctoral del investigador Miguel Crespo y está codirigidas por los profesores Juan Antoni Rodríguez y Jorge García.


Reducir la Huella de Carbono
Además del ahorro energético, este sistema podría suponer una ventaja competitiva al reducir la huella de carbono en los productos agrícolas, algo cada vez más valorado en los mercados. Aún así, según señala el investigador Juan Antonio Rodríguez, la mayor ventaja de esta tecnología es que "podría obtenerse energía para el riego en lugares en los que no llega la red electrica", y en los que suelen usarse generadores diésel como suministro energético.


No obstante, este nuevo sistema de riego, cuya amortización por ahorro energético podría oscilar entre los 5 y 6 años, bastante menos que para las turbas tradicionales, presenta ciertas desventajas: las bombas que funcionan como turbinas y que aprovechan los excesos de presión del agua para generar energía, conocida comúnmente como PATs por sus siglas en ingés (Pump as Turbine) "son eficientes en un rango de caudales bastante estrecho, por lo que las oscilaciones típicas de las redes de riego podrían bajar su rendimiento", aunque "esto se puede resolver mediante elementos de regulación hidráulica que hagan trabajar a la PAT cerca de su punto de funcionamiento óptimo", explica el profesor juan Antonio Rodríguez.
Con el objetivo de sacar el máximo partido a este sistema, el grupo de investigación continúa trabajando en esta línea en el marco del proyecto internacional Redawn (Reducing the Energy Dependency in Atlantic Water Networks  http://www.redawn.eu ) una iniciativa sobre eficiencia energética y aprovechamiento del agua que tiene como objetivo fomentar la adopción de esta tecnología de recuperación de energía hidroelectrica en redes de distribución de agua en la zona atlántica.


El proyecto, que forma parte del programa, Interreg Atlantic Area, contempla la instalación de una planta piloto en redes de distribución de agua para la industria en portugal, otra para el suministro urbano en Francia y otra para redes de riego que se ha instalado en una Comunidad de Regantes en Palma del Río (Córdoba) que entró en funiconamiento en abril de 2019 y ha permitido eliminar un generador diésel de forma permanente.

Fuente: Universidad de Córdoba 
 
 
Nuevos tratamientos respetuosos con el medio ambiente contra las enfermedades fúngicas de la madera de la vid PDF Imprimir E-mail
Las enfermedades fúngicas de la madera de la vid se han convertido en un grave problema de este cultivo que causa importantes pérdidas de producción. Los distintos hogos que provocan estas enfermedades generan síntomas parecidos en las vides, como la alteración interna de la madera por necrosis y/o podredumbre seca, la reducción del desarrollo y el vigor, brotaciones raquíticas, la ausencia o el retraso en la brotación y decaimiento general que puede acabar con la muerte de la planta.
Las medidas habituales para luchar con esta enfermedad se centran en la prevención, como usar material vegetal de alta calidad fitosanitaria para el establecimiento de nuevos viñedos; la desinfectación previa del terreno , o no realizar una plantación durante varios años en suelos de vid, eliminando cualquier resto vegetal del cutivo anterior; y la aplicación de fungicidas o
agentes de biocontrol autorizados para proteger las heridas de poda. No obstante, la disponibilidad de productor autorizados para el control de los hongos de la madera es muy limitada.
En este contexto, la Universitat Politècnica de València, la Universitat de València, Aquactiva Solutions y la Unió de Llauradors i Ramaders investigan un nuevo tratamiento contra las enfermedades fúngicas de la madera de la vid, dentro del proyecto Aqua-Vid, financiado por la Unión Europea y la Generalitat Valenciana.
En el proyecto Aquia-Vid se utiliza la tencología Aquactiva, efectiva para luchar contra la infección causada por hongos utilizando componentes sencillos como agua, sal y electricidad a través de un proceso de electrolisis de membrana permitiendo una producción in-situ del biocida a muy bajo coste. Con estos elementos se genera un agente oxidante potente capaz de atacar y eliminar los patógenos, y que supone una alternativa a otras tecnologías de desinfección. La tecnología Aquactiva es un proceso natural ya que imita el sistema inmunitario humano reproduciendo un agente oxidante similar al producido por los globulos blancos lo que le da la propiedad de ser totalmente inocuo para el ser humano y el medio ambiente.
Este proyecto multidisciplinar ha sido financiado por la Agencia Valenciana de Fomento y Garantía Agraria de la Generalitat Valenciana y por la Unión Europea a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) AGCOOP_A/2019/012.
Más información en la página web del proyecto  https://aquavid.blogs.uv.es/
 
 
La variabilidad genética del trigo en España favorece la adaptación de este cereal al cambio climático y abre la puerta a su uso como vía de mejora para garantizar la producción PDF Imprimir E-mail
El trigo es uno de los cereales básicos en nuestra dieta y, en el caso de España, uno de los que ocupan una mayor superficie de cultivo.  De hecho, solo para este año 2020, la FAO prevé una producción mundial de 763 millones de trigo, un nivel comparable al de 2019 que da una idea de la importancia de su cosecha a nivel mundial. No obstante, no todas las variedades de trigo son genéticamente iguales ni tienen la misma capacidad para adaptarse a circunstancias adversas.
Un estudio en el que han participado investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), muestra la amplia variabiliad genética de las diferentes variedades de trigo blanco y duro en España y analiza cómo pueden emplearse para mejorar la producción como recurso científico para estudiar características genéticas implicadas en la calidad de las cosechas.
"las variedades locales españolas de trigo blando y duro poseen una alta diversidad genética. Los análisis a nivel genómico han mostrado patrones de variación diferentes entre las variedades locales (las que tradicionalmente se usan en algunas regiones ) y las modernas (las que de manera más habitual se utilizan para la producción comercial). Estos resultados ponen de manifiesto el enorme potencial genético de las variedades locales para su utlilización en programas de mejora de trigo" explica Luara Pascual, del grupo de Mejora Genética de Plantas de UPM.
Uno de los principales retos de la producción de cereales a nivel mundial es lograr variedades de cultivo adaptados a condiciones climáticas desfavorables y que contribuyan a una agricultura más sostenible. Y es ahí donde la gran diversidad genética de trigo español, muy superior a la de otras variedades procedentes de otros lugares del mundo, puede jugar un papel muy importante.
"La utilización de variedades locales en programas de mejora requiere de una exhaustiva caracterización genética previa que valide el potencial de ese germoplasma. Este estudio ha puesto de manifiesto el gran valor de las variedades locales españolas de trigo como recurso fitogenético utilizable para el desarrollo de nuevas variedades y como recurso científico-técnico para la búsqueda de nuevos alelos relacionados con caracteres de interés", añade la investigadora Patricia Giraldo también de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas (ETSIAAB) de la UPM.
El trigo no comercial, el que presenta mayor variabilidad.
El trabajo, que empleó técnicas de genotipado por secuenciación masiva para estudiar las diferencias genéticas entre las distintas especies de trigo, también pone de maniefiesto que, las variedades locales presentan muchas más variabilidad que las variedades modernas comerciales, y que en el desarrollo de la variedades actuales, ha habido muy poca participación de dichas variedades locales, en especial en el caso del trigo duro.
"Se trata de una revelación importante por que demuestra que las variedades locales que tenemos en diferentes zonas geográficas y que actualmente no se están utilizando para su comercialización, conservan características genéticas relacionadas con caracteres agronómicos importantes que podrán contribuir a la mejora de la producción, en especial en ambientes desfavorables", explica Elena Benavente, otra de las investigadores de la ETSIAAB que han participado en este trabajo.
El estudio de esas diferencias genéticas y de cómo podrán emplearse para mejorar el cultivo llegando incluso al sistema comercial para la elaboración de ciertos productos tradicionales es, para los investigadores una de las principales aportaciones de este trabajo.
"Además de su aplicación en programas de mejora, las variedades locales constituyen un material de gran interés para el sector productivo agrícola que opera con técnicas de manejo ecológico por su excelente adaptación a sistemas agrícolas tradicionales, caracterizados por bajos insumos", explica. Y por ello es en esa línea de actuación, hacia donde orientan parte de su trabajo desde este grupo de investigación.
En el estudio que ha sido publicado en la revista BMC Genomics han participado también investigadores del Centro Nacional de Recursos Fitogenéticos (INIA-CRF) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo de México (CIMMYT). Parte de este trabajo forma parte de la tesis doctoral de Matilde López Fernández, contratada predoctoral del Programa Propio de la UPM.
Fuente: agronewscastillayleon
 
« InicioPrev12345678910PróximoFin »

Página 8 de 11




Aviso legal
Campus Universitario de Rabanales Edif. Celestino Mutis * Ctra. Madrid-Cádiz Km 396 * 14014 Córdoba * Tel / Fax 957 218 501