IFAPA identifica los compuestos del vino responsables de sus propiedades saludables PDF Imprimir E-mail
Investigadores del IFAPA han identificado los compuestos responsables de algunos de los efectos saludables del consumo moderado de vino y de compuestos similares presentes en las semillas de uva. Se trata de unos antioxidantes denominados "taninos" cuyo impacto en el cuerpo humano depende de su procedencia, ya que el organismo absorbe y transforma de formas diferentes estos elementos en función de su origen y estructura.
En concreto, este estudio ha sido realizado por un equipo internacional de expertos formado por investigadores del Grupo de Alimentación y Salud del Centro IFAPA Alameda del Obispo en colaboración con profesionales de las universidades de David (EEUU), Parma (Italia) y Montpellier (Francia) y del Australian Wine Research Institute (Australia). La relevancia de sus conclusiones queda plamasda en la publicación especializada Food & Function de la Sociedad Real de Química (Royal Society of Chemestry).
Gracias al trabajo se han determinado un total de 85 compuestos procedentes de la absorción y metabolismo de dos extractos de taninos procedentes del vino tinto (de la variedad Cabernet Sauvignon) y de semilla de uva (Vitis vinifera L. cv Cabernet Sauvignon), respectivamente.
Además de la repercusión directa de este descubrimiento en relación al conocimiento de las propiedades intrínsecas de estos productos, destaca especialmente el posible incremento de valor añadido que la investigación aporta a las semillas de uva. Esta condición saludable de su consumo podría potenciar su empleabiliad en la elaboración de alimentos funcionales, aumentando así la rentabilidad de un producto que, a priori, podría considerarse con poco aprovechamiento.
Detalles del estudio.


Los taninos del vino y semilla tienen diferentes estructuras químicas y se metabolizan por el organismo de forma diferente, por lo que los efectos en salud o actividad biológica son también distintos. A la ingesta de taninos del vino se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antienvejecimiento, y acciones positivas sobre el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y degenerativas. En cuanto a los de la semilla de uva, se ha comprobado que inciden en la circulación sanguínea mejorando la función vascular y tienen beneficios a nivel cognitivo.
Hasta la fecha, varias de estas actividades biológicas se han estudiado empleando los taninos presentes en vino o semilla, sin tener en cuenta la metabolización o transformación que sufren en el organismo tras ser e han estudiado empleando los taninos presentes en vino o semilla sin tener en cuenta la metabolización o transformación que sufren en el organismo tras ser ingeridos y absorbidos. En este sentido, el estudio en el que ha participado el IFAPA ofrece información de interés al mostrar qué tipo de compuestos son los que hay que estudiar en más detalle (metabolitos) para poder conocer mejor qué actividad biológica pueden ejercer, concretando su procedencia.
El comportamiento heterogéneo de los taninos en función de su procedencia se debe, fundamentalmente, a la variabilidad en estructuras químicas de ambos extractos. Por un lado, los antioxidantes del vino son ricos en monómeros y polímeros de bajo peso molecular y, por otro, los que se encuentran en las semillas de uva poseen estructuras más complejas presentando polímeros con peso molecular más elevado. Esta "polidiversidad" estructural entre ambos extractos influye sustancialmente en el modo que tiene el organismo de metabolizarlos y transformarlos, y consecuentemente, en las propiedades saludables de cada uno de los productos.
Este trabajo se enmarca en el programa de Nutrición y Salud del catálogo de capacidades de IFAPA, una línea de trabajo encaminada a profundizar en el estudio de los efectos saludables de los alimentos y que actualmente acoge el desarrollo de diferentes proyectos de investigación y colaboraciones con empresas.
  
Fuente: IFAPA
 
 
Un estudio asegura que los cultivos transgénicos han reducido el impacto ambiental agrario en un 19% entre 1996 y 2018 PDF Imprimir E-mail
PG Economics ha publicado un informe del economista agrario Graham Brookes sobre los beneficios económicos y ambientales de los cultivos modificados genéticamente (MG) en el mundo. El estudio hace un completo análisis de los datos que se desprenden del cultivo de semillas transgénicas desde 1996 hasta 2018. Entres sus conclusiones se encuentran que en estos 23 años los cultivos biotecnologícos han reducido el impacto ambiental agrario en un 19%.
En este período los cultivos MG redujeron la aplicación de productos fitosanitarios en 776 millones de kg, una reduccion global del 8,6%. Esto equivale a más de 1,6 veces el uso anual total de productos fitosanitarios de toda China. Como resultado de esta reducción, los agricultores redujeron el impacto ambiental asociado con sus prácticas de protección de cultivos en ese 19% mencionado antes.
Además, los cutlvios MG han reducido significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero al permitir a los agricultores reducir la labranza, reduciendo la quema de combustibles fósiles y permitiendo que el suelo retenga más carbono. Si en 2018 no se hubieran cultivado variedades biotecnológicas se habrían emitido a la atmósfera 23.000 millones de kg adicionales de dióxido de carbono, lo que equivale a agregar a la circulación mundial 15,3 millones de coches a las carreteras.
Los agricultores que sembraron semillas MG en 2018 aumentaron sus ingresos en casi 19.000 millones de dólares y sus producciones en este período se incrementaron en un 13.7 y 16.5% respectivamente.
Si en 2018 no hubieran estado disponibles las variedades biotencológicas, para obtener los niveles de producción registrados habría sido necesario el cultivo de 12.3 millones de hectáreas adicionales de soja 3,1 millones de hectáreas de algodón y 0.7 mllones de hectáreas de colza. Esto equivale a necesitar un 14% adicional de la tierra cultivable en los Estados Unido o aproximadamente el 38% de la tierra cultivable en Brasil o el 16% del área de cultivo en China.
 
 
La diversidad genética mejora el rendimiento en cultivos de variedades híbridas de cultivos PDF Imprimir E-mail
Un equipo internacional compuesto por científicos del Instituto de Agricultura de la Universidad de Australia Occidental (UWA) y el Instituto Roslin de la Universidad de Edimburgo descubrieron que los altos niveles de diversidad genética y genes dominantes en los cultivos de granos como el trigo, la cebada o el arroz conducen a la producción de mayores rendimientos en variedades híbridas.

El estudio, publicado en Scientific Reports, utilizó la simulación por computación para estudiar cómo la diversidad genética afectaba el rendimiento de las variedades híbridas en cultivos autopolinizables.

El profesor Wallace Cowling, del Instituto de Agricultura de la UWA, dijo que si bien las variedades híbridas producen mayores rendimientos de grano que sus padres, los híbridos no tuvieron tanto éxito en cultivos autopolinizantes como en culttivos polinizadores cruzados.  "En los cultivos de polinización cruzada como el máiz, las variedades híbridas producen el doble de rendimiento de grano que las variedades originales. Este no es el caso de los cultivos autopolinizables como el trigo, la cebada o el arroz, donde las variedades híbridas generalmente producen solo 10-15 por ciento más de rendimiento de grano en comparación con sus padres".
 
El equipo de investigación modeló diferentes escenarios de mejoramiento para mejorar el rendimiento de las variedades híbridas y descubrió que no importaba cómo comenzara el proceso de mejoramiento. El profesor Cowling agregó que las variedades híbridas exitosas solo se lograron cuando el material de reproducción inicial tenía altos niveles de diversidad genética y genes dominantes.
El siguiente paso para los investigadores será identificar genes con altos niveles de dominio y aplicar esto al mejoramiento de variedades híbridas. "Al hacer esto, podríamos mejorar el rendimiento de las variedades híbridas que tendrían beneficios significativos para los agricultores australianos e internacionales y la futura producción mundial de alimentos", dijo el profesor Cowling.
Mas información en la web de la Universidad de Australia Occidental.
Fuente: Agronews Castilla y León
 
 
Semilla Fitó firma un acuerdo de colaboración con la Asociación Española de Campos de Golf (AECG) PDF Imprimir E-mail
whatsapp-image-2020-07-14-at-105621
La Asociación Española de Campos de Golf (AECG) y Semillas Fitó han suscrito un convenio de colaboración en virtud del cual la firma catalana pasa a glosar el nutrido grupo de colaboradores con los que ya cuenta.
Claudia Hernández, presidenta de la Asociación Española de Campos de Golf, y Josep Cirera, Diector de Turfgrass de Semillas Fitó, han sido los encargados de suscribir el acuerdo, de dos años de duración, mediante el cual Semillas Fitó se convierte en una de las empresas de referencia en su ramo para la AECG con la intención de contribuir al fortalecimiento del sector del golf en España.
"El trabajo que hace la asociación en defensa de un sector estratégico para España, como es el turismo en general, y el golf asociado al turismo y el deporte en particular nos parece encomiable" resalta Josep Cirera
Claudia Hernández por su parte destaca que, "este acuerdo pone de relieve el compromiso de todos en la defensa de los intereses empresariales del golf español y más si cabe en estos duros momentos. Hechos como este demuestran la cohesión y la colaboración del sector, y estamos convencidos de que esta es la única vía para salir de esta crisis".
 
« InicioPrev12345678910PróximoFin »

Página 10 de 18




Aviso legal
Campus Universitario de Rabanales Edif. Celestino Mutis * Ctra. Madrid-Cádiz Km 396 * 14014 Córdoba * Tel / Fax 957 218 501