La diversidad genética mejora el rendimiento en cultivos de variedades híbridas de cultivos PDF Imprimir E-mail
Un equipo internacional compuesto por científicos del Instituto de Agricultura de la Universidad de Australia Occidental (UWA) y el Instituto Roslin de la Universidad de Edimburgo descubrieron que los altos niveles de diversidad genética y genes dominantes en los cultivos de granos como el trigo, la cebada o el arroz conducen a la producción de mayores rendimientos en variedades híbridas.

El estudio, publicado en Scientific Reports, utilizó la simulación por computación para estudiar cómo la diversidad genética afectaba el rendimiento de las variedades híbridas en cultivos autopolinizables.

El profesor Wallace Cowling, del Instituto de Agricultura de la UWA, dijo que si bien las variedades híbridas producen mayores rendimientos de grano que sus padres, los híbridos no tuvieron tanto éxito en cultivos autopolinizantes como en culttivos polinizadores cruzados.  "En los cultivos de polinización cruzada como el máiz, las variedades híbridas producen el doble de rendimiento de grano que las variedades originales. Este no es el caso de los cultivos autopolinizables como el trigo, la cebada o el arroz, donde las variedades híbridas generalmente producen solo 10-15 por ciento más de rendimiento de grano en comparación con sus padres".
 
El equipo de investigación modeló diferentes escenarios de mejoramiento para mejorar el rendimiento de las variedades híbridas y descubrió que no importaba cómo comenzara el proceso de mejoramiento. El profesor Cowling agregó que las variedades híbridas exitosas solo se lograron cuando el material de reproducción inicial tenía altos niveles de diversidad genética y genes dominantes.
El siguiente paso para los investigadores será identificar genes con altos niveles de dominio y aplicar esto al mejoramiento de variedades híbridas. "Al hacer esto, podríamos mejorar el rendimiento de las variedades híbridas que tendrían beneficios significativos para los agricultores australianos e internacionales y la futura producción mundial de alimentos", dijo el profesor Cowling.
Mas información en la web de la Universidad de Australia Occidental.
Fuente: Agronews Castilla y León
 
 
Semilla Fitó firma un acuerdo de colaboración con la Asociación Española de Campos de Golf (AECG) PDF Imprimir E-mail
whatsapp-image-2020-07-14-at-105621
La Asociación Española de Campos de Golf (AECG) y Semillas Fitó han suscrito un convenio de colaboración en virtud del cual la firma catalana pasa a glosar el nutrido grupo de colaboradores con los que ya cuenta.
Claudia Hernández, presidenta de la Asociación Española de Campos de Golf, y Josep Cirera, Diector de Turfgrass de Semillas Fitó, han sido los encargados de suscribir el acuerdo, de dos años de duración, mediante el cual Semillas Fitó se convierte en una de las empresas de referencia en su ramo para la AECG con la intención de contribuir al fortalecimiento del sector del golf en España.
"El trabajo que hace la asociación en defensa de un sector estratégico para España, como es el turismo en general, y el golf asociado al turismo y el deporte en particular nos parece encomiable" resalta Josep Cirera
Claudia Hernández por su parte destaca que, "este acuerdo pone de relieve el compromiso de todos en la defensa de los intereses empresariales del golf español y más si cabe en estos duros momentos. Hechos como este demuestran la cohesión y la colaboración del sector, y estamos convencidos de que esta es la única vía para salir de esta crisis".
 
 
Obtienen compuestos con aplicaciones farmacológicas de un residuo de las almazaras PDF Imprimir E-mail
Investigadores del ceiA3 de la Universidad de Jaén han desarrollado una técnica que permite extraer de las hojas y ramas finas de olivo elementos beneficiosos para la salud humana. El llamado hojín pasa de ser un resto de la industria aceitunera a un producto con diversos usos industriales

El grupo de investigación adscrito al ceiA3 "Ingeniería química y ambiental | TEP-233" de la Universidad de Jaén ha desarrollado una técnica para obtener compuestos con interés farmacológico del hojín, la mezcla de hojas y ramas finas que se considera un residuo de la almazara. En concreto, los expertos obtienen oleuropeína, un antioxidante con beneficios cardiovasculares, que da su sabor amargo a la aceituna.

Hasta ahora la mayoría de estudios previos se centró en la obtención de compuestos antioxidantes a partir de hoja de olivo recolectada en el campo. No obstante, los expertos se centran en esta materia biológica que desechan las almazaras. “Se ha desarrollado un método de rápido de extracción de antioxidantes a partir de un subproducto, hasta ahora poco estudiado, y que será aprovechado más eficientemente”, afirma la investigadora María del Mar Contreras, autora del estudio ‘Valorization of olive mill leaves through ultrasound-assisted extraction’, publicado en la revista Food Chemistry.

El proceso se desarrolló mediante la extracción de esa materia sólida de algunos componentes con la ayuda de ultrasonidos. Éstos rompen la pared celular liberando el contenido interior, de forma que se consiguió obtener oleuropeína, un antioxidante con beneficios para la salud cardiovascular, justamente el componente que aporta el característico amargo de la aceituna. También se obtuvieron otros compuestos minoritarios que contribuyen de forma notable a la actividad antioxidante, informa la investigadora. Con técnicas de cromatografía, es decir de separación de líquidos; y espectrografía, análisis de las moléculas, determinaron la existencia y cantidad de otros componentes.

Diversos estudios han establecido diferentes propiedades de la oleuropeína. “Su amplia gama de propiedades farmacológicas y promotoras de la salud incluye el carácter de reductor de lípidos en la sangre, de azúcar en el flujo circulatorio, y reducción de la tensión alta, como han demostrado recientemente algunos ensayos pre-clínicos e incluso en humanos”, añade la experta.

Posteriormente, del residuo obtenido por los expertos extrajeron dos nuevas fracciones: líquida y sólida. Disueltos en la fracción líquida los expertos apreciaron proteínas y oligosacáridos, un hidrato de carbono frecuente en muchas verduras. En la fracción residual sólida determinaron el contenido de celulosa; hemicelulosa, una fibra muy digerible por herbívoros; y lignina, la cual que aporta rigidez a las células vegetales. El objetivo era evaluar inicialmente su potencial para la obtención de biocombustibles, sobre todo etanol.
Los científicos aplicarán el método de extracción para lograr compuestos antioxidantes de otros subproductos generados en la industria oleícola, como alpeorujo, orujillo y una fracción residual obtenida tras limpiar el hueso de la aceituna. Asimismo, se centrarán en conocer cómo influye la composición química de los diferentes restos en el rendimiento de dichas extracciones y en la actividad antioxidante. “Estos subproductos se pueden obtener a bajo coste y conseguir compuestos antioxidantes genera un valor añadido”, indica Contreras.
Biorrefinería
El grupo de "Ingeniería química y ambiental | TEP-233" trabaja en el desarrollo del concepto de biorrefinería basada en residuos agrícolas y agroindustriales. Es decir, una instalación donde, mediante diversos procesos de transformación se genere bioenergía, como biocombustibles, y otros bioproductos, como antioxidantes. En el primer caso derivaría del alto componente en celulosa que han detectado en la parte final del proceso aplicado al hojín, lo cual permite la obtención de bioetanol.
También analizarán una gama de bioproductos con utilidad en diferentes sectores. “Se trata de un estudio básico y nos gustaría estudiar posibles aplicaciones de dichos extractos en alimentación funcional, como aditivos alimentarios antioxidantes, etcétera”, añade María del Mar Contreras.

Este estudio es parte de las investigaciones de un proyecto financiado con las ayudas para la incorporación temporal de personal investigador posdoctoral del Plan de Apoyo a la Investigación de la Universidad de Jaén 2017–2019. El trabajo continúa por un Proyecto I+D+I del Programa Operativo FEDER Andalucía 2014-2020.

Fuente: ceia3
 
 
Identificado un nuevo factor que controla el tamaño y la composición del tomate PDF Imprimir E-mail
En general, el tamaño y la calidad del tomate están determinados fundamentalmente por procesos que ocurren durante la fase de expansión celular en la etapa temprana del desarrollo del fruto. El crecimiento del fruto en esta fase esta sustentado por un gran aumento del volumen celular vinculado a la síntesis de la membrana y pared celular, la acumulación de agua, iones y metabolitos. Analisis bioinformáticos detallados de las redes reguladoras que controlan el desarrollo de fruto indican que distintos factores transcripcionales participan en las distintas fases de su desarrollo.

medina_01

En un nuevo estudio colaborativo, se ha identificado SlCDF4 como un nuevo factor de transcripción involucrado en el crecimiento de fruto del tomate. SlCDF4 se expresa especificamente durante la fase verde de crecimiento y desarrollo del fruto. Nuestros resultados indican que la sobreexpresión dirigida de SlCDF4 en fruto activa la expresión de genes implicados en la expansión y división celular. Además, se observó que SlCDF4 también modula la cantidad de fotoasimilados que se acumulan en fruto. Como resultado, se promueve un aumento significativo en el tamaño, calidad y el rendimiento del cultivo cuando se sobreexpresa específicamente en fruto. Estos datos indican que este factor es una nueva herramienta para programas avanzados de mejora del cultivo.

Fuente: CBGP
 
« InicioPrev12345678910PróximoFin »

Página 3 de 11




Aviso legal
Campus Universitario de Rabanales Edif. Celestino Mutis * Ctra. Madrid-Cádiz Km 396 * 14014 Córdoba * Tel / Fax 957 218 501